Transcripción de una página de un texto incompleto de M. Zúdel, sobre la Maternidad de la Santísima Virgen. Lugar y fecha desconocidos.

... Desde el primer instante de su existencia, ella está orientada hacia ese Oriente, el primer latido de su corazón inaugura la maternidad que tiene su principio en el Espíritu.

Salve, Sancta Parens, canta la Iglesia ante su maternidad, sobre la cuna de la pequeñita. “Salud, santísima que eres Madre”. Ya es toda de él, totalmente desapropiada de sí misma, totalmente orientada hacia el pensamiento de Jesús. Por haberlo concebido así en su corazón, por haberlo alimentado continuamente en su alma, con la sustancia de su mente, por haberse dado a él en el misterio de su vida interior, ella merece concebirlo en su carne y abrigarlo en el tabernáculo virginal de su cuerpo, cuando el ángel le propone el mensaje divino en la ofrenda del primer Ave María.

El don que creció en ella sin cesar hace madurar en seguida el en que todos nos comprometemos hasta la muerte de la Cruz.

En efecto, María, conocía el final del drama redentor. Sabía a qué ignominia estaba destinado el hijo de sus entrañas. Su consentimiento a las palabras de la Anunciación contiene ya su aceptación de la muerte de amor que la […] con él.

Y como todo eso se realizó por nosotros, no forzamos los datos más seguros al pensar que María nos escogió a cada uno, con toda la profundidad de alma de que era capaz, cuando aceptó por cada uno de nosotros el martirio indecible al que la comprometía la promesa de su maternidad divina.

¿Ama una madre a sus hijos en serie?

¿No tiene para cada uno una ternura única y total al mismo tiempo?

Tenemos una Madre, la Mamá con que soñamos, en la cual resucita nuestra infancia, y hacia la cual podemos dirigir todas nuestras angustias, todas nuestras quejas, y todas nuestras esperanzas.

Dios quería que el impulso filial de nuestra oración se formara por medio del corazón maternal de María.

Ajouter un Commentaire

Les commentaires sont modérés avant publication. Les contributions doivent porter sur le sujet traité, respecter les lois et règlements en vigueurs, et permettre un échange constructif et courtois. A cause des robots qui inondent de commentaires publicitaires, nous devons imposer la saisie d'un code de sécurité.

Code de sécurité
Rafraîchir